domingo, 18 de mayo de 2014

EN EL ÁRTICO AUMENTA EL DERRETIMIENTO DEL HIELO


Vídeo: La duración de la temporada de fusión de hielo marino del Ártico está creciendo varios días cada década, y un inicio más temprano de la temporada de deshielo está permitiendo que el Océano Ártico absorber suficiente radiación solar adicional en algunos lugares para derretir hasta cuatro pies del espesor de la capa de hielo del  Ártico.

En mis entradas anteriores relacionadas como el calentamiento global está afectando a la Antártica, se ha mostrado donde los glaciares se están derritiendo como sucede, por ejemplo, con el Glaciar Pine Island, influyendo en los océanos Pacífico y Atlántico; también en el Ártico esta sucediendo.
Ahora presento una investigación efectuada por el Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo (National Snow and Ice Data Center, o NSIDC, por su sigla en idioma inglés) y de la NASA  relacionada al aumento del derretimiento de los hielos del Ártico, el cual ya se extiende por varias décadas.

Según la última información obtenida, la temporada de derretimiento se inició antes y está provocando que, en algunos lugares, el océano Ártico absorba la radiación solar adicional suficiente como para derretir hasta 1,20 metros (4 pies) el espesor de la capa del casquete de hielo del Ártico.
“El Ártico se está calentando y está causando que la temporada de derretimiento dure más”, dijo Julienne Stroeve, una científica de alto rango del NSIDC, ubicado en Boulder, quien también es una de las autoras principales del nuevo estudio, el cual ha sido aceptado para su publicación en la revista científica Geophysical Research Letters. “La prolongación de la temporada de derretimiento está permitiendo que se almacene más energía del Sol en el océano y que aumente el derretimiento del hielo durante el verano, debilitando de este modo la cubierta de hielo marítima”.
Mosaico de imágenes del hielo marino en la cuenca canadiense, tomada por el Sistema de cartografía Digital de la Operación Ice bridge el 28 de marzo de 2014. Crédito: Sistema de mapeo Digital /NASA Ames

El hielo del mar en el Ártico se ha reducido abruptamente durante las últimas cuatro décadas. La cubierta de hielo del mar se está encogiendo y también está adelgazando, lo que hace pensar a los científicos que este siglo, durante el verano (boreal), podría haber un océano Ártico sin hielo. Según los registros satelitales, en los últimos siete años se han producido em septiembre las siete extensiones de hielo marítimo más bajas.

Para estudiar el inicio de la evolución del derretimiento del hielo marítimo y las fechas de congelamiento desde 1979 hasta el presente, el equipo de Stroeve utilizó datos de los sensores de microondas pasivos proporcionados por el Radiómetro Nimbus-7 de Microondas con Barrido Multifrecuencial (Nimbus-7 Scanning Multichannel Microwave Radiometer, en inglés), de la NASA, así como del Generador de Imágenes y Sensor Especial de Microondas y del sensor SSMIS, colocados a bordo de la nave espacial del Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa (Defense Meteorological Satellite Program, en inglés). Cuando el hielo y la nieve comienzan a derretirse, la presencia de agua provoca picos en la radiación de microondas que emiten los copos de nieve, y esto es lo que detectan estos sensores.

Los resultados demuestran que, a pesar de que la temporada de derretimiento se está alargando en ambos extremos, con un precoz derretimiento que comenzó en la primavera (boreal) y un tardío congelamiento que se produjo en el invierno (boreal), el fenómeno predominante que prolonga el derretimiento es el inicio tardío de la temporada de congelamiento. Algunas áreas, como los mares de Beaufort y Chukchi, se están congelando entre 6 y 11 días más tarde por década. Aunque las variaciones en el inicio del derretimiento son más pequeñas, el ritmo del comienzo de la temporada de derretimiento tiene un impacto mayor sobre la cantidad de radiación solar que absorbe el océano porque coincide con el momento en el cual el Sol está más alto y brilla más en el cielo del Ártico.
A pesar de las grandes variaciones regionales en el inicio y en la finalización de la temporada de derretimiento, la temporada de derretimiento del Ártico se ha extendido, en promedio, 5 días por década desde 1979 hasta 2013. Los investigadores calcularon el aumento de la radiación solar absorbida por el hielo y el océano en el periodo que va desde 2007 hasta 2011, que en algunas zonas del Océano Ártico exceda de 300 a 400 megajulios por metro cuadrado, o la cantidad de energía necesaria para diluir el hielo por un adicional de 3.1 hasta 4.2 pies (97 a 130 centímetros).
Los aumentos en las temperaturas superficiales del océano, combinado con la atmósfera del Ártico producen el calentamiento debido al cambio climático, retrasando  la congelación hasta el otoño.  "Si las temperaturas del aire y del océano son similares, el océano no va a perder el calor de la atmósfera tan rápido como sería cuando las diferencias son mayores", dijo Linette Boisvert, co-autor del trabajo y un científico de la criosfera en el Goddard. "En los últimos años, el contenido de calor del océano superior es mucho mayor de lo que solía ser, así que va a tomar más tiempo para refrescarse y para la congelación de comenzar."

Fuente: Ciencia@NASA / Nota de prensa de Ciencias de la Tierra del Equipo NASA (María José Viñas) /

No hay comentarios: