sábado, 1 de agosto de 2015

XYLELLA FASTIDIOSA BACTERIA QUE ATACA LOS OLIVARES

 Imagen: Punta de flecha infectada - Crédito: INTA Argentina


La dañina bacteria Xylella fastidiosa está atacando desde 2013 las plantaciones de olivares del sur de Italia. Hay miles de hectáreas afectadas y la semana pasada (segunda quincena de julio 2015)  fue detectada en la isla de Córcega, Francia, donde destruyeron el olivar afectado.

La Xylella fastidiosa es una bacteria fitopatógena de la clase proteobacteria con un gran potencial de provocar daños económicos. En la actualidad ataca a diversas plantas frutales, como ser la vid, el olivo, los almendros, el ciruelo, el melocotón y el limonero; además, plantas que no dan frutos pero son utilizados en gastronomía como es el laurel.

El adjetivo de fastidiosa se debe a que es muy complicada de aislar y cultivar la bacteria en laboratorio.
Loa agentes trasmisores de la enfermedad, son los insectos que se alimentan del xilema de las plantas. Una vez que el agente trasmisor pica y chupa en una planta infectada, adquiere la bacteria, la cual permanece en las estructuras de alimentación del insecto y lo trasmitirá a la siguiente planta que pique para nutrirse.

Esta bacteria, al mes de abril de 2015, ha afectado a más de una décima parte de los 9 millones de olivos en un área de 250.000 hectáreas de la región de Salento en Italia. Lamentablemente, debido a que el insecto que la trasmite se mueve con mucha facilidad, ha sido difícil poder  lograr su contención.
Dado los insuficientes resultados obtenidos a la fecha, las intervenciones para el insecto vector podrían resultar en la pérdida de un gran número de árboles enfermos.

Los olivares españoles siguen en alerta ante la amenaza de la Xylella fastidiosa, la cual se transformado en una especie de ébola en el mundo vegetal, ocasionando que las medidas de protección que se están aplicando por parte de la Unión Europea para frenar su expansión, sean demasiado frágiles.
La única manera de detener su propagación, es hasta el momento,  es destruir las existencias infestadas y zonas de amortiguamiento, con el fin de crear

La única manera de detener su propagación, es hasta el momento la destrucción de las existencias infestadas y zonas de amortiguamiento.
En  octubre de 2014 se conoció que por primera vez en Argentina, los Técnicos del INTA y SENASA habían detectado la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en los olivares de la variedad Arauco, ubicados en las zonas de Almogasta (La Rioja) y de Cruz del Eje (Córdoba) y que se habían infectado por medio de la Chicharrita.

Las pérdidas derivadas de esta infección, son  perdidas irrecuperables, por lo cual se hace preciso que oportunamente se inicien los resguardos necesarios para por lo menos, minimizar la infección  por  Xylella fastidiosa.

Fuente: Spektrum.de /  Food News / Agrimundo et al.

No hay comentarios: