lunes, 17 de noviembre de 2014

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE SALVAR EL ÁRTICO?

Crédito de la foto: Greenpeace-Nick Cobbing

Salvar el Ártico es tan importante como salvar el Antártico, ambas zonas están sufriendo el embate de un deshielo lento pera mantenido. Puede que sea  poco notorio, pero los registros están indicando que al Ártico, lo esta haciendo a pasos agigantados.
En 1991  Greenpeace consiguió convertir a la antártica en un símbolo global de protección del medio ambiente, situación que se ha mantenido hasta la actualidad.

El derretimiento del Ártico debido al Cambio Climático ha significado que en los últimos 30 años, ha perdido tres cuartas partes de su hielo, perjudicando su funcionamiento como aire acondicionado global, de gran incidencia en el clima del planeta.

En  septiembre del año 2012 el Ártico alcanzó su mínimo histórico de hielo; de continuar la tendencia de deshielo no sólo se acabaría con la enorme belleza y riqueza natural que alberga, incluyendo los osos polares, las focas o las ballenas, sino que también se habrá destrozado el hogar de los cuatro millones de personas que suman los pueblos indígenas. Pero, aunque la oposición de gobiernos y multinacionales sea fuerte, con una movilización mundial es factible conseguir que los países limítrofes y la ONU lo protejan.

El hielo refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio, es una forma que tiene nuestro planeta para mantenerse fresco y los sistemas meteorológicos estabilizados. También actúa como aislante de la temperatura del Mar Ártico. Por ello, lo que sucede en el Ártico repercute a nivel global,  proteger el hielo significa protegernos a nivel global.

.
Enlace al vídeo: Salvemos el Ártico

El deshielo permite mayores extensiones de áreas navegables, las que son susceptibles de explotación petrolífera.
La extracción de petróleo supone una liberación de más gases de efecto invernadero, que volverían a alimentar el cambio climático, produciendo más calor y más deshielo. Además, existe el riesgo de sufrir vertidos de petróleo eventualmente difíciles de atajar por las condiciones extremas de la región, afectando también el ecosistema.

Toda la humanidad es responsable de mantener a nuestro planeta en condiciones que permitan una vida acorde con la naturaleza; la explotación indiscriminada sin una búsqueda real, de energías limpias y renovables, hace que el futuro del único hogar de los seres humanos, corra peligro de transformarse en un lugar inhabitable, con las consecuencias sociales que ello conlleva.
La solución es obvia, solo se debe tener la entereza de que los habitantes del planeta, decidan  aplicarla.
Fuente: Greenpeace /

No hay comentarios: