sábado, 2 de agosto de 2014

LAS INEVITABLES SÚPER-TORMENTAS SOLARES

Imagen de una EMC del Sol - Crédito: NASA
En la edición del presente mes de agosto de Physics World Ashley Dale de la Universidad de Bristol, después de su participación en una reunión de expertos del espacio, en la cual examinaron y reportaron  sobre las posibles consecuencias de que una fuerte actividad del Sol pudiera afectar  directamente a la Tierra, ha escrito advirtiendo de los peligros que enfrentamos al recibir catastróficos y duraderos impactos de una súper-tormenta solar, amenaza permanente que no debemos dejar pasar desapercibida.
Dale, que fue miembro de SolarMAX, un grupo de trabajo internacional creado para identificar los riesgos de una tormenta solar y como minimizar su impacto, explica que solo es cuestión de tiempo antes de que una nueva excepcional y violenta tormenta solar sea lanzada al espacio en el momento que la Tierra estuviera en posición de recibirla frontalmente.
Enlace al vídeo: Physics World August issue...
Las tormentas solares  son causadas por las fuertes erupciones en la superficie del Sol, las cuales producen una Eyección de Masa Coronal [o Coronal Mass Ejecction en inglés – CME], eventos muy energéticos de enormes burbujas de plasma y campos magnéticos que son lanzados hacia el espacio, compuestas de Rayos X, Rayos Gamma, protones y electrones.
De estar la Tierra enfrentando directamente la trayectoria de esta CME, la energía recibida podría provocar  apagones generalizados causando además problemas en los sistemas de comunicación por quemarse sus componentes lo que paralizaría los servicios vitales como es el transporte, terrestre y aéreo, la energía que abastece los servicios de salud, de alimentación, de los hogares, etc. Dale dice: “Sin energía, las personas tendrían problemas para alimentar sus coches en las estaciones de servicio, obtener dinero de los cajeros automáticos o pagar en línea. Los sistemas de agua y alcantarillado se verían afectados también, lo que significa que las epidemias de salud en las zonas urbanizadas tomarían rápidamente un agarre, con enfermedades que creíamos haber dejado atrás hace siglos”.

Científicos de la NASA han pronosticado que la Tierra está en en la trayectoria de un evento de nivel Carrington, cada 150 años; el cual ocurrió en 1859 provocando en ésa ocasión serios problemas, pero en el fondo fue benigna debido a que la estructura electrónica de la época estaba recién desarrollándose; en la actualidad, sería catastrófica, pensemos solamente como afectaría si se cae el sistema de Internet a nivel mundial.
Las posibilidades de que en la próxima década suceda, según calculos informados, sería como de un 12%.
Fuente: EarthSky / IOP/Space Weather/Physics World

No hay comentarios: