sábado, 3 de mayo de 2014

LA OMS SUGIERE DESTRUIR LAS ÚLTIMAS CEPAS DE LA “VIRUELA”

Una joven víctima de la viruela en 1975, casi diez años antes se había hecho un plan de lucha contra la viruela con una campaña mundial de vacunación. La la Organización Mundial de la Salud  declaró en 1980 que la enfermedad había sido oficialmente erradicadal. El ADN del virus de la viruela sólo ha quedado depositado en las bases de datos genéticos;  y en algunas cepas del virus que probablemente todavía existan en instalaciones militares secretas. Crédito: CDC Stan Foster

Oficialmente la viruela  se ha considerada erradicada desde el 08 de mayo 1980: Una campaña de vacunación mundial detuvo a este flagelo de la humanidad el combate en su contra tuvo éxito, ya que no se conoce ningún caso de viruela desde 1977. 
Antes, millones de personas habían perdido la vida y otros  quedaron desfigurados por las cicatrices ocasionadas por esta peste. Hoy el patógeno sobrevive en lugares herméticamente cerrados,  sólo en dos instituciones de investigación: en los Estados Unidos y en Rusia, donde todavía aún pueden ser investigadas. 

Debido a que en mayo, los miembros de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA), el órgano habilitado para este efecto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ejerce como juez, considera que estas últimas cepas del virus de la viruela deben ser destruidas. Ellos alegan las siguientes razones de peso para esta destrucción; por ejemplo: La viruela podría ser liberada de nuevo por accidente, sabotaje o un ataque terrorista; encontrando desprevenida a una comunidad mundial, que no la considera un peligro, por estar erradicada, desde las campañas de vacunación establecidas hace décadas. En la actualidad, sólo una minoría de las personas tiene una inmunización suficiente; al mismo tiempo,  sólo unos pocos países poseen un stock de grandes cantidades de vacunas contra la viruela. Por lo tanto, una nueva epidemia, acarrearía catastróficas consecuencias.

Es precisamente por esta razón, que tres médicos: Inger K. Damon del Centro de Control de Enfermedades de los EE.UU. (una de las dos instalaciones con poxvirus), Clarissa R. Dámaso en la Universidade Federal do Rio de Janeiro y Grant McFadden de la Universidad de Florida en Gainesville llaman mediante un trabajo expuesto en la revista "PLoS Pathogens" en la AMS y el público que se tiene que evitar la destrucción de estas cepas.Tienen una buena razón para pedirlo: Muchas preguntas sobre la viruela aún están sin respuestas, las cuales deben obtenerse sólo mediante una  investigación adicional, para lo cual, se necesita el material existente.

Por ejemplo, la viruela es considerada como un virus patógeno exclusivamente humano que hasta el momento no ha sido detectado en cualquier otro anfitrión. ¿Qué factores biológicos son responsables de su activación, así como es el ser humano para ella? En la práctica, en la actualidad aún no se sabe. Las vacas están estrechamente relacionadas con los productos lácteos y con la viruela del mono, que puede saltar desde sus reservorios animales a los seres humanos,  causando estas graves enfermedades (Lea el artículo " El regreso de la viruela "). ¿Que distingue a estos virus? ¿Qué mutaciones podría generar una cepa de viruela animal,  posiblemente más virulenta, para el ser humano? Y,¿Cuales serían sus consecuencias? ¿Qué útiles conclusiones se pueden sacar en una lucha contra otras formas de viruela, cuando se elaboren sus vacunas contra ése nuevo tipo de viruela?

Algunas vacunas son: La mejor evidencia de que se necesita una mayor investigación sobre el virus, por lo que no debe ser destruido. La vacuna original no cumple con los estándares de seguridad de hoy en día y mucho más probable que ante una nueva  forma solo deba ser utilizada ante una extrema urgencia. Para una nueva vacunación masiva se han desarrollado medios más modernos, por lo tanto, se espera que sean  más seguros de usar y funcionen igual de bien. Ante un eventual caso de enfermedad, hay también hay dos medicamentos que podrían ayudar a los agentes antivirales, por lo menos así se interpreta luego de los primeros estudios sobre este tema efectuado por los tres médicos investigadores; avances que fueron posibles porque sobrevivían aún los virus de la viruela.

Además, la Caja de Pandora ya se abrió. Partes longitudinales del genoma de la viruela fueron descifradas y publicadas para que cualquier persona interesada en el tema, tenga acceso a estas secuencias de genes. Sin embargo, parece imposible reconstruir los 185.000 pares de bases del genoma total de estos fragmentos, tales como en el año 2006,  un tanto exagerado, se advirtió en la Revista “El Guardian". 
Pero la biología sintética avanza rápido: Para todos los tiempos, esta claro, por lo tanto, que no se puede aplicar.  Ya hace 12 años era posible, por ejemplo, la poliomielitis (que tiene sólo 7.741 pares de bases) de diferentes partes se puede de nuevo montar artificialmente .
Sería una amarga ironía del destino, si eventuales bioterroristas fueran afectados por una réplica de la viruela, mientras que los científicos hubieran destruído sus últimos ejemplares. Así que hay un montón de buenas razones por las que las cepas de  viruela debe deben seguir siendo mantenidas a salvo.
Fuente: © Spektrum.de

No hay comentarios: