jueves, 1 de mayo de 2014

BACTERIAS SOBREVIVEN VIAJE A LA ESTRATOSFERA TERRESTRE

 Halobacteria sp. cepa NRC-1, cada célula tiene una longitud  aproximada de 5 μm 
Crédito: Wikimedia Commons

Los investigadores que ponderan la existencia de vida en Marte, han centrado su atención en las halobacterias, un tipo de extremófilos terrestre que utiliza la sal para protegerse de la agresiva radiación .

Las halobacterias (también halomebacterias o haloarchaea) son una clase de arqueas que se encuentran en el agua saturada o casi saturada de sal; también se les llama halófilos extremos, aún cuando este nombre también se refiere a otros organismos que viven en medios de alta concentración salina. Crean mareas rojas debido a su pigmentación bacteriorodopsina., pigmento que utilizan para absorber la luz, el cual será la fuente de energía para crear el ATP.
Este proceso no esta relacionado con  otras formas de fotosíntesis. Son capaces de fijar carbono a partir del dióxido de carbono.


Vista de la Placa de Petri en la plataforma que eleva un globo de helio hacia la estratosfera de la Tierra, imagen pequeña, la placa de Petri después del vuelo. 
Crédito: Earth to Sky Calculus  

Los alumnos de  secundaria, grupo investigativo científico    Cálculo La Tierra al Cielo, del Colegio Bishop CA, el pasado 20 de abril,  mediante un globo de helio,  elevaron a la estratosfera una colonia de halobacterias; los jóvenes investigadores no sólo comprobaron que  los microbios sobrevivieron, sino que siguen prosperando, situación comprobada en su clase de biología  aquí en la Tierra.
Durante su ascenso hasta llegar a 31.212 metros (102.400 pies), esta bacterias soportaron temperaturas tan bajas como ser -60º Celsius; presión del aire de sólo un 1% en relación al nivel del mar; y  niveles de radiación, los cuales fueron más de 25 veces la normal de la Tierra. Estas condiciones son similares  a las existentes en el Planeta Marte.

En lugar de clorofila, las halobacterias utilizan el bacteriorodopsin, molécula fotosintética que produce energía química de la luz solar sin producir oxígeno. Estos fotosintéticos colores de pigmentación, son los que le dan un color rojo-rosado a la colonia de halobacterias, el mismo matiz visible logrado en la placa de Petri donde fueron incubados.
Los estudiantes planean repetir el experimento mediante otro vuelo, esperando que sea tan pronto como este fin de semana.
Detalle Placa de Petri  ya en tierra, donde fue incubada la colonia de halobacterias. 
Crédito: Earth to Sky Calculus 

Los estudiantes costean sus experimentos, vendiendo tarjetas del Día de la Madre, del Padre, del Niño, etc., que son elevadas a la estratosfera de la Tierra y están posteriormente disponibles al público; con sus ganancias,  compran los globos y el helio necesario que les permite seguir en sus investigaciones.
Fuente: Space Weather / Earth to Sky Calculus / 




No hay comentarios: