miércoles, 30 de abril de 2014

IMPLANTE DE VEJIGAS DE CERDO PERMITEN RECUPERAR MÚSCULOS GRAVEMENTE DAÑADOS


Músculos gravemente heridos pueden regenerarse de nuevo, si se les implanta un andamio de tejido, el cual es compatible con el poder de autocuración del cuerpo.Crédito Spektrum.de

Los músculos son en realidad capaces de autorecuperarse cuando reciben leves heridas; no sucede lo mismo cuando zonas grandes de los tejidos dañados se pierden por un grave accidente.  El médico y profesor asistente de investigación en el Laboratorio Badylak,  Brian Sicari de la Universidad de Pittsburgh, ha probado con éxito un procedimiento que aún se encuentra en su etapa experimental: Tres de cinco pacientes fueron capaces de mover la parte del cuerpo afectada y luego sentirse notablemente mejor y aún con más fuerza que antes de la operación.
El nuevo método sigue una tendencia reciente en la investigación de trasplantes; que en ves de utilizar órganos o partes integrales, en el futuro sólo utilizarán un andamio natural para efectuar los trasplantes. Por ejemplo: A partir de los cerdos, se pueden obtener desde la vejiga de los animales todas las células que se necesiten para llevar a cabo la reparación del músculo afectado,que en la actualidad se denomina  matriz extracelular .

Implante compatible con la regeneración natural

Una vez insertado se pretende estimular las fuerzas de autocuración del cuerpo, debido a sus propiedades químicas y mecánicas las cuales proporcionan condiciones ideales para una repoblación de células endógenas: las células madre en el tejido circundante; esto alentará a desarrollar y envolver los tipos celulares deseados para que migren dentro del injerto. También será posible que los cinco sujetos, entre ellos dos soldados que fueron víctimas de una emboscada y el resto de participantes masculinos en estudio, que habían perdido  entre el 58-90 por ciento de tejido muscular, puedan ser tratados con este sistema. 

Entrenamiento con ejercicios conjuntos pone en marcha el proceso

En primer lugar, se completaron tres a cuatro semanas de fisioterapia, hasta que llegaron a un estado en el cual no se logró avanzar, entonces se utilizo  el andamiaje. En este caso se utilizó vejigas de cerdo, que luego fue seguido por más meses de terapia física, una medida clave para establecer el crecimiento de los músculos en movimiento, dicen investigadores. De lo contrario, las células no deseadas podrían migrar.
Después de terminar la prueba, la fuerza y la disposición de los músculos afectados habían mejorado significativamente en tres pacientes. Sin embargo, dos participantes, registraron un aumento de su fuerza muscular. Anteriormente ellos habían sufrido trastornos circulatorios mórbidos, que según los investigadores, no podía ser considerada responsable de la falta de curación. Los investigadores consideran la probabilidad de que sea mejor así,  siempre y cuando sus beneficios y su seguridad sean confirmados en estudios posteriores, permitirá aplicarla  lo antes posible.
Fuente: © Spektrum.de

Traducción libre del alemán por SOCA

No hay comentarios: