jueves, 27 de marzo de 2014

CONTRIBUCIÓN DE LAS CAPAS DE HIELO AL EQUILIBRIO DEL NIVEL DEL MAR


La tasa de pérdida de hielo en Groenlandia y la Antártida está aumentando. De 1992 a 2012, las dos capas de hielo han contribuido con un total de 11.1 mm a los niveles globales del mar. Esto es aproximadamente el 20% de toda la subida del nivel del mar durante ese período de 10 años. Crédito: ESA

 El agua de los deshielos de los glaciares, junto con la expansión térmica del agua a través de los océanos debido al aumento de las temperaturas, están causando el aumento global del nivel del mar. Los científicos están explotando los datos obtenidos por satélites para mejor entender hasta que punto cada componente contribuye a esta devastadora consecuencia generada por el Cambio Climático.
Las últimas estimaciones indican que el nivel global del mar está aumentando en alrededor de 3 mm por año, transformándose en una de las principales amenazas del calentamiento global, sobre todo para las zonas costeras con baja altitud.
La identificación de los contribuyentes individuales a la elevación del nivel del mar es uno de los más complicados retos que la ciencia del clima debe enfrentar; por cuanto implica el seguimiento del agua a medida que avanza en todas sus formas - sólida, líquido o gas - alrededor de la Tierra.
Mientras que los satélites de observación terrestre mapean de manera continua los cambios mundiales y regionales del nivel del mar, los datos obtenidos también pueden ser utilizados para cuantificar la cantidad de agua procedente de diversas fuentes.

Bajo la Iniciativa de Cambio Climático de la ESA (CCI), los expertos en los ámbitos de los océanos:  la tierra, la atmósfera y la criosfera,  trabajan en conjunto para cuantificar las diferentes fuentes de cambio del nivel del mar, lo que se conoce como estimación del equilibrio del del nivel del mar.
"Hemos estado reprocesamiento de datos de altimetría de siete satélites para mejorar las estimaciones del nivel medio del mar global y su variabilidad regional", dijo Anny Cazenave, científico senior del Laboratorio de Estudios en Geofísica y Oceanógraficas Espaciales (LEGOS) de la agencia espacial francesa CNES y líder del proyecto CCI nivel del mar.
"Traer a los resultados junto a otros proyectos del CCI, como los de las capas de hielo y glaciares, nos está ayudando a comprender mejor el presupuesto del nivel del mar."
Los cambios en la masa de las capas de hielo y los glaciares se pueden asignar mediante altímetros de radar por satélite, como el que vuela en CryoSat de la ESA, que fue especialmente diseñado para estudiar el hielo. Los científicos, mediante el seguimiento de estos cambios, pueden medir la cantidad de agua que contribuye al incremento oceánido.
"Dentro del proyecto de las placas de hielo CCI, nuestro objetivo es controlar las capas de hielo polares, ya que responden a los cambios del clima, medidas que nos ayudarán a comprender mejor los orígenes de la subida global del nivel del mar, para mejorar con certeza las futuras proyecciones del nivel mar- ", dijo Andrew Shepherd de la Universidad de Leeds, Reino Unido.
Las capas de hielo que cubren Groenlandia y la Antártica han contribuido alrededor de 0,6 mm por año al incremento del nivel global del mar desde el año 1993, siendo las responsables de aproximadamente del 20% de toda la subida del nivel del mar. 
Aunque esto puede parecer pequeño, su contribución anual ha aumentado casi tres veces durante ese período. Mientras que los glaciares han sido responsables de una fracción mayor [27%] sus pérdidas han sido relativamente estable durante las últimas dos décadas.
“Recientemente hemos compilado nuevas evaluaciones de la contribución de los glaciares al aumento del nivel del mar; utilizando en forma completa, el primer inventario de glaciares de todo el mundo, además, una amplia gama de datos obtenidos ya sea por satélites, en terreno u otras medidas”, dijo  Frank Paul, Científico Senior  del Departamento de Geografía de la Universidad de Zurich y líder del Proyecto Glaciares CCI; "Más del 90% de la contribución proviene de sólo cinco regiones: Alaska, el Ártico canadiense y los glaciares de Groenlandia, así como de la alta montaña de Asia y la Patagonia."
Otra contribución importante es el impacto que el aumento de las temperaturas globales tiene sobre los océanos y mares [causante de la dilatación térmica]. Radiómetros como el que voló a bordo del satélite Envisat que permiten a los científicos monitorear los cambios en la temperatura de la superficie del mar, y sensores en las mediciones de la red de boyas Argo, permiten obtener perfiles de la temperatura bajo el agua. Estas mediciones, basadas en los datos satélitales y oceanográficos, son utilizados juntos para calcular la contribución de la expansión térmica en los niveles del mar [estimándose un 37% entre 1993-2010].
La cuantificación de las contribuciones a la elevación del nivel del mar a partir de la fusión del hielo, debido al calentamiento del océanico, dará lugar en el futuro a mejores predicciones en los cambios del nivel del mar. Estas predicciones son imprescindibles para el desarrollo de las estrategias de mitigación, especialmente para las zonas costeras de baja altitud.
Con el fin de hacer estas predicciones, los datos de los satélites se utilizan para validar los modelos climáticos desarrollados para estimar los futuros cambios de los parámetros climáticos, incluyendo el nivel del mar.  Con el propósito de ganar confianza en los cambios proyectados, primero se tiene que comprobar que los modelos climáticos, sean  capaces de reproducirse actualmente en forma correcta  con los recientes registros de las variaciones pasadas.
La primera fase de los proyectos de CCI están ahora completos, y los científicos están trabajando en la combinación de sus bases de datos para obtener una visión más clara del desequilibrio hidrológico de la Tierra.
Fuente: ESA 26 de marzo de 2014

No hay comentarios: