viernes, 24 de enero de 2014

"FTD" ENFERMEDAD DEL CEREBRO QUE PERMITE LA CREATIVIDAD


Imagen de una migraña, por la Dra. Anne Adams, elaborada con la estructura y la repetición. Debido a su rara enfermedad, cambia las conexiones entre las partes del cerebro. Crédito: Nytimes.com

 La  Demencia FrontoTemporal [FTD], que se conocía anteriormente como el complejo de desinhibición-demencia-parkinsonismo-amiotrifia – DDPAC – es una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por la severa degeneración lobar frontotemporal. El trastorno fue identificado por primera ves en el año 1994 por Kirk Wilhelmsen et al., que la distinguía de la enfermedad de Alzheimer y de cuerpos de Levy en base al hecho de que no se manifiestas con placas de amiloide, ovillos neurofibrilares, o cuerpos de Lewy.
Los síntomas pueden dentro de los 45 a 65 años de edad independientemente del sexo de la persona; y son significativos los cambios en la conducta personal y social, como así mismo, el embotamiento general de las emociones.
La FTD es difícil de diagnosticar debido a la heterogeneidad de los síntomas asociados; por el momento, solo hay tratamientos disponibles que ayudan aliviar los síntomas, pero aun no hay cura.

 La creatividad en el cerebro
 Algunos pacientes experimentan brotes de creatividad inesperados en la etapa temprana de la enfermedad cerebral grave. Los investigadores sospechan de un desequilibrio de lñas regiones dl cerebro.. Crédito Chiragthe OO7
  
En algunos casos, estos trastornos cerebrales promueven el trabajo creativo;  situación que ha sorprendido a los investigadores, que lentamente han ido comprendiendo  la complejidad de la FTD.
En especial, por las diferencias observadas con la enfermedad de Alzheimer, la cual afecta la memoria; en cambio, la FTD afecta más los lóbulos frontales y temporales del cerebro. Las consecuencias primarias, son muy especiales, haciendo que muchos enfermos son propensos a cambiar a comportamientos estereotipados y sólo en edad avanzada muestras déficits significativos de pensamiento.

El caso de la química y bióloga Dra. Anne Adams, quien en 1986 a los 46 años de edad, decidió colgar su trabajo, dándose exclusivamente a su nueva pasión, la pintura. Pasaba horas y días enteros en su estudio, logrando con sus trabajos entregar cuadros de alto colorido.
En 1994, a los 53 años de edad, en Canadá,  pintó “Desentrañando el Bolero”  fascinada por la composición que había efectuado Maurice Ravel; logrando una representación visual muy detallada de la música de Ravel.

Lo que la Dra. Adams no sabía que su creatividad recién descubierta, eran los primeros signos de una enfermedad cerebral grave, por cuanto era una variante de la demencia FrontoTemporal, que por añadidura, Ravel también la sufrió sin saberlo, cuando creó a los 53 años,  su “Bolero”.

El trastorno cerebral de la Dra. Adams fue notable. Continuó pintando hasta el año 2004 cuando ya no podía sostener un pincel, fue perdiendo su capacidad de hablar y finalmente perdió la vida en el año 2007.
El Dr. Bruce Miller, neurólogo y Director del centro de Memoria y Envejecimiento de la Universidad de California, San Francisco, comenta que: “Cuando Ravel a la edad de 53 años compuso en 1928 su “Bolero”, había mostrado signos de la enfermedad al cometer errores ortográficos en las partituras y las letras”.
  

 Imagen: Prestación de “pi” por la Dra. Anne Adams

 Todo suena como una paradoja, la condición del desarrollo de una grave enfermedad, causa la creación de nuevos talentos. Hay muy pocos casos documentados. Por consiguiente, el Dr. Miller  dice que ha sido una buena idea consultar imágenes o dibujos para lograr el diagnóstico: “Hasta cierto punto, los pacientes con demencia con cuerpos de Lewy muestran fuerte deterioros de la capacidad visual espacial, así como los pacientes con enfermedad de Alzheimer; en cambio los pacientes con FTD, son buenos para el dibujo”.

Según estimaciones del Dr. Miller, las habilidades artísticas o musicales se mantienen en alrededor de una sexta parte de los pacientes afectados con la FTD; pero también se observa en pacientes con otras enfermedades, que de repente sienten una súbita pasión por el arte visual.

Creatividad Central
 El lóbulo parietal del lado derecho permanece con el paciente; por lo general no solo perdonó,tal vez incluso se encuentra con un aumento en la actividad cuando las áreas se vean afectadas, inhibiendo el lóbulo temporal. Crédito NEUROtiker /CC-BY-SA

El Dr. Miller y sus colegas, siguen luchando con las dificultades del FTD, debido a la escasez de casos bien  documentados debidos que los análisis están llenos de subjetividad. 
Pero que el estudio científico en el largo plazo podría ayudar a explicar la creatividad del cerebro de los seres humanos, lo que hace que el arte de pacientes como el de la Dra. Anne Adams, sea doblemente estimulante.
El desarrollo completo de este tema,  lo ha presentado Katrin Weigmann en Spektrum de.
Bibliografía: Spektrum de./ AbstractComics / Wikipedia / Intimes /
Lecturas afines:


No hay comentarios: