viernes, 1 de noviembre de 2013

LA CIMA DE LA "BASURA"


El Jardín Gramacho, vertedero hasta ahora completo en Río de Janeiro, Brasil, que recibía hasta 10.000 toneladas de residuos al día. Crédito: Reuters-Sergio Morales

Con cada día  la basura producida por los seres humanos aumenta en forma exponencial de acuerdo a la población. Son toneladas de desperdicios: papeles, plásticos, latas, vidrios,  residuos sólidos, etc., es una consecuencia inevitable de cómo actúa nuestra sociedad. Cada persona genera desperdicios aproximadamente media tonelada al año, y no se preocupa si la gestión  de retirarlas está organizada en forma que evite contribuir a la contaminación planetaria.
En algunos países, hay bastante educación relacionada con el reciclaje de la basura, algunos los entregan ya separados; en otros, el desorden impera, solo se limitan a que el recolector de basura los retire y los lleve al vertedero, falta por lo tanto, una preocupación global a todo nivel de cómo enfrentar un tema que cada día se hace más necesario considerar.
En los últimos 100 años la población creció, a la fecha,  la Tierra registra una población de más de 7.000 millones de personas. Las ciudades se expanden cubriendo un mayor espacio eliminando zonas agrícolas y bosques nativos.
La producción de residuos generados por la especie humana, se ha multiplicó por diez. Hay estimaciones de que para el año  2025, se duplicará la cantidad de residuos plásticos en los océanos. La obstrucción de  los ríos ha causado inundaciones en los países en desarrollo. Los costos de eliminación de residuos sólidos cada vez son más altos. Los vertederos de Laogang en Shangai o Seúl, el Jardim Gramacho completo en Río de Janeiro o el de Bordo Poniente en la Ciudad de México, todos ellos compiten por el título de ser el  mayor vertedero del mundo. En cada rellano se reciben  más de 10, 000 toneladas de residuos al día. Ciudades de rápido crecimiento tales como Shenzhen en China tienen más de 2.000 incineradores en funcionamiento;  en todo el mundo siguen subiendo. La mayor de las instalaciones se procesa cada día aproximadamente 5.000 toneladas, produciendo cenizas, contaminación masiva y altos costos de funcionamiento. Según estimaciones la cima de la basura global, aún no llega, pero a medida que nos acerquemos al próximo siglo, el mundo tendrá que enfrentar una cantidad de residuos impredecibles.
Los residuos sólidos es un grave problema de las ciudades, las comunidades rurales generan menos residuos, tienen menos desperdicios  de alimentos y envases; en cambio, la gente de las ciudades produce unas cuatro veces de desperdicios.


Imagen: Cuadro de producción de desperdicios, que debe alcanzar su punto máximo en este siglo. Crédito:Hoornwerg, D. et al.


De la misma forma  de cómo un país se enriquece, también  cambia la basura. Con más dinero más residuos de envases, con mayor importación de bienes, más residuos electrónicos, juguetes rotos y electrodomésticos; ¿cuántos teléfonos móviles eliminan sus habitantes? Los residuos sólidos son una medida confiable de la huella ecológica que la urbanización trae consigo. 
Si nos limitamos a seguir como hasta ahora, el pronóstico para el año  2100 indica una  cantidad de 11 millones de toneladas de residuos por día,  más de tres veces la actual. Si se logra un control más adecuado de la población mundial, con ciudades más eficientes en recursos y un menor consumo, la cima podría ser alcanzada en el año 2075
El estiércol y los residuos de alimentos se deben evitar, los desechos de construcción y demolición constituyen una gran parte de nuestros residuos, será importante alinear las directrices de construcción permitiendo que los materiales existentes se  reciclen.


Cuadro del pronostico SSSP2 [Camino del Escenario Socioeconómico]  para el año 2100, desglosado por región. Crédito: Hoonwerg, D. et al.

Nuestro planeta ya está muy cargado, y nuestro camino nos lleva directamente a triplicar la cantidad de residuos. Sin embargo, con una población menor, a través de ciudades densamente pobladas pero que sean eficientes produciendo un  menor consumo de recursos  la cumbre del montón de residuos podría bajarse; los beneficios económicos, ambientales y sociales serían enormes.
El trabajo completo titulado “Der Gipfel des Abfalls” se encuentran en  este enlace: Spektrum.de;  y bajo el título “Waste Production Must Peak this Century” en la Revista Nature
Fuente: Spektrum.de
Traducción libre del alemán.

No hay comentarios: