martes, 12 de noviembre de 2013

FRENTE A LA "SEQUÍA" SOCIEDADES MÁS RESILIENTES




Cataratas de Iguazú y su  escasez de agua que imperaba desde enero de 2012 - Credito: Blog Noticias del Mundo - abril 2012

Durante el presente año, el problema de la sequía se acentuó peligrosamente en nuestro país, los precios de las hortalizas fluctúan  alocadamente, traen por lógica consecuencia, el deterioro del presupuesto hogareño, haciendo entrever un futuro mucho más incierto.
La naturaleza, salvo excepciones,  no actúa de golpe, paulatinamente  va generando en el medio ambiente y queramos aceptarlo o no, el cambio climático es un una realidad que muy pronto tendrá que ser aceptada.
La gente cuyo trabajo va más allá del campo de las ideas y penetra en la realidad material, se ha dado cuenta como las zonas áridas avanzan inexorablemente.
Los recursos naturales han sido centro de disputas que en algún momento se transformaron en disputas bélicas; como ejemplo, en la actualidad tenemos el petróleo,  pero en el futuro que se aproxima, podría ser el agua el elemento polémico que puede desatar serios conflictos.

La ecología es la ciencia que estudia a los seres vivos, su ambiente, la distribución, abundancia y como  esas propiedades son afectadas por la interacción entre los organismos y su ambiente, o sea, la biología de los ecosistemas. En el ambiente, se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas como la suma de factores abióticos locales, como el clima y la geología y los demás organismos que comparten ese hábitat.
En este ambiente de estudio,  vemos como la tierra se seca, la escasez de agua se produce en las zonas rurales; en Chile, la carencia del recurso hídrico ya se refleja en el  norte del país, a la vez que su privatización generó una gran resistencia, en especial, de parte de las comunidades indígenas y de movimientos sociales en las zonas céntricas.

Ernst Haeckel, creador del término Ecología y considerado el fundador de su estudio - Cred: Wikipedia

La sequía, en realidad, causa la muerte y el desplazamiento de más personas que un terremoto, inundaciones y ciclones. La sequía está considerada como el peligro natural más destructivo del planeta.  Aún cuando se pueda prever su aumento en el futuro, en la mayor parte de los países, no hay políticas prácticas y dinámicas sostenibles a nivel nacional que permitan aumentar la resiliencia de los países propensos a sufrirla.

La FAO [Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura], la OMM [Organización Meteorológica Mundial] y la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación, más otras organizaciones asociadas, están preocupadas por la sequía, por cuanto ésta ha sido un aspecto de la variabilidad natural del clima como resultado del Cambio Climático, que obliga a prever oportunamente los aumentos de frecuencia, intensidad y duración en diversas partes del planeta, situación que provocará pérdidas humanas y económicas.
Las sequías son predecibles, pero en un país como el nuestro, cuya agricultura está vinculada más en su zona central, debe tener políticas que permitan atenuar las consecuencias, adoptando, incorporando y aplicando políticas basadas en la mantención de estrategias de alerta temprana, preparación y en  especial, una buena gestión de riesgo. No podemos esperar, al igual que los terremotos,  que esto suceda para iniciar  una planificación mantenida que no se diluya en el tiempo.
Los costos involucrados en cada crisis, son superiores a la gestión de riesgo, y una acción temprana oportuna se hace necesario ejecutar. No esperemos que llegue la próxima sequía para actuar, Preocupémonos ahora, por cuanto la actual situación, puede ser un preámbulo de las próximas. El Cambio Climático se está haciendo sentir cada vez con más fuerza,  los investigadores piensan que está llegando y que se quedará por un largo tiempo, no actuemos cuando nos afecte una hambruna y cobre vidas humanas.
Según estadísticas de organismos internacionales, desde el decenio de 1970, la superficie de las tierras afectadas por la sequía, se han duplicado, su precio lo pagan las personas de edad, los niños y las mujeres. Actualmente se ven afectados el Gran Cuerno de África, parte de los Estados Unidos, México, el noreste de Brasil, parte de China e India, Rusia y el sureste de Europa. Los países más vulnerables son los de las zonas áridas del planeta, los efectos pueden prolongarse hasta mucho después de que vuelvan las lluvias y durante ése tiempo, los alimentos seguirán siendo escasos, caros y se agotarán los recursos hídricos, provocando la erosión del suelo, debilitándose el ganado y los conflictos sociales paulatinamente se incrementarán.

Durante junio del presente año,  se efectuó en Brasil la Conferencia sobre el Desarrollos Sostenible “Río +20”, los representantes de todo el planeta calificaron la desertificación, la degradación de las tierras y la sequía, como los mayores desafíos mundiales que los seres humanos deberán enfrentar y expresaron su compromiso de esforzarse para lograr un mundo con una degradación neutra de las tierras, lo que significa, evitar la degradación inevitable de nuevas zonas y se compense mediante la restauración, de la misma cantidad de tierras, en el mismo momento y en el mismo ecosistema.


Enlace vídeo
Podemos considerarlo fácil de decir y apoyar, pero se hace necesario que nuestro país ejecute políticas nacionales que reflejen, apoyen y amplíen dichas prácticas.  La problemática de la carencia del agua nació en 1981, cuando se privatizó este recurso; en la actualidad, se consideran más importantes los emprendimientos económicos que surtir a la población en forma adecuada y sostenida. Queda en claro que la toma de conciencia debe ser firme, pero muchas veces el accionar político hacer sentir que no se cree en el Cambio Climático, otros países si están preocupados. Nuestros agricultores tienen la percepción de que a nivel estatal, falta una preocupación real en el tema y que las autoridades de turno, sólo actúan sobre hechos consumados. La longitud de Chile le hace ser el país más largo del planeta, produciéndose muchas veces,  fenómenos atmosféricos caprichosos, en el extremo sur puede haber una alerta roja debido al desborde de un río y en la zona centro norte una sequía hace estragos.
Chile mantiene aún una de las sequías más devastadoras de los últimos años, la solución no depende del beneficio del clima, en la actualidad, el país pierde el 84% del agua de los afluentes, no hay una infraestructura que permita retener esta enorme pérdida.

Cambio Climático y sequía, van de la mano, es necesario tomar conciencia que se tiene que actuar a la brevedad en la defensa de nuestros recursos hídricos, no podemos dejar una herencia a nuestros descendientes, de un planeta desértico. Me recuerda esta situación a la novela de Frank Herbert “DUNE – Una Epopeya Ecológica”, donde el tema principal era la vida en un planeta que en su totalidad, era un desierto; sus habitantes idearon un traje que les permitía recuperar el agua de su cuerpo y evitaban llorar para no perder el agua de sus lágrimas. En ocasiones la ciencia ficción ofrece una situación  que pensamos no sucederá, en cambio,  la naturaleza nos obliga a prepararnos oportunamente al mostrarnos nuestra fragilidad.
El tiempo de la naturaleza no es el tiempo de los seres humanos, una vida humana sólo es una ínfima parte del tiempo de la Tierra, y ella nos cobija.
Bibliografía: OMM Comunicado 969 / Global Water Partnership-Chile / La Tercera TV / Informate Hoy online / Dossier GF / Embalse Puclaro / Wikipedia / et al.

Glosario: Resiliencia
Se refiere a la capacidad de las personas o comunidad, para sobreponerse a períodos de dolor emocional o traumas. Cuándo un sujeto o grupo, sea animal o humano, es capaz de hacerlo, se dice que tiene una adecuada resiliencia, pudiéndose sobreponerse a los contratiempos o incluso, salir fortalecido de ellos.

No hay comentarios: