jueves, 2 de abril de 2015

PASCUA LAMA - LA CIENCIA EN EL BANQUILLO



Los glaciares están en peligro de extinción.
En todas las áreas de nuestro planeta, que cada vez se calienta más,  los glaciares se están reduciendo, al igual como lo hace la nieve acumulada en invierno, las cuales ya no son suficientes para reponer su fusión. Así que los glaciares pueden llegar a ser un tema para las personas que están tratando de dar sentido a nuestro mundo cambiante. Como las personas buscan maneras de comprender y abordar el cambio climático, los glaciares a menudo vienen como potentes elementos  del pensamiento y acción.

El Tribunal Ambiental de Santiago de Chile,  dictaminó el lunes  23 de marzo de 2015 el rechazo de la demanda contra la Compañía Minera Nevada SpA por cuanto confirma que el comportamiento de estos recursos, en general, no han sido afectados significativamente por el Proyecto Pascua Lama; y no son responsables por los daños causados a tres  glaciares cercanos a la mina.
Esta decisión ha sido un serio revés para los grupos ecologistas locales que buscan proteger los glaciares del país. Incluso algunos dicen que también representa una derrota para las Instituciones Científicas de Chile.
La demanda fue interpuesta en junio de 2013 por pequeños agricultores y ganaderos de la Comuna Alto del Carmen que dependen del agua de los glaciares, y el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA). Alto del Carmen se ubica en el Valle de Huasco, un oasis en el extremo sur del Desierto de Atacama, uno de los desiertos más secos de la Tierra.
La demanda alegaba que el polvo de Pascua Lama, ubicada en la frontera con la República Argentina, aceleraba el deshielo en los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza.

Alto del Carmen

En una declaración, OLCA señalaba que en su decisión, el Tribunal Ambiental ignoró documentos científicos producidos por los propios científicos del Estado, a favor de los científicos contratados por la empresa canadiense Barrick Gold, que opera la mina. Aún cuando el Tribunal Ambiental reconoció que el polvo de la mina se había instalado en los glaciares, no aceptó los argumentos científicos realizados de acuerdo a una resolución de calificación ambiental del estado final sobre la mina, o RCA que indicaban un milímetros de polvo podría acelerar la fusión de los glaciares de las inmediaciones como en un 15%. Un RCA representa el resultado final del proceso de evaluación de impacto ambiental.
El caso parecía confirmar las conclusiones de la reciente investigación publicada en Ciencia y Cultura, que sugiere que los científicos chilenos y las instituciones científicas tienen poco poder en los debates políticos, a pesar de los esfuerzos realizados por el gobierno a lo largo de la última década.

Javiera Barandiaran, profesora asistente en estudios globales en la Universidad de California, Santa Bárbara y autora principal del artículo, comenta: “Legalmente no es un debate en curso sobre estas resoluciones llamado  ARC; ¿Cuánto peso legal tiene un vis a vis la Ley? En el pasado, ha habido problemas, que estas resoluciones deberían convertirse en Ley y las normas legales se lleven a cabo por las empresas, pero dicen No todos nos mantenemos a son de los permisos y las leyes del país, debido a que no hay ley, no importa”.

Las autoridades chilenas presentaron a mediados de marzo un proyecto  de  ley de protección de glaciares, pero no estaba claro que protección especifica ofrecería a los glaciares que están fuera de los parques nacionales de Chile, tal como los glaciares afectados por Pascua Lama.

Según Barandiaran, la controversia sobre la mina Pascua Lama es la que puso en marcha el debate por primera vez a los glaciares en el mapa de las autoridades chilenas sobre la necesidad de tener leyes que los protegieran.
La decisión de Pascua Lama inspiró   a la Organización Ambientalista Green Peace, un renovado llamamiento para que se logre en Chile leyes de protección de los glaciares: “Si hoy el tribunal ambiental no podía dar crédito a (la mina) con la destrucción de los glaciares, teniendo pruebas concretas en la mano, entonces necesitamos con urgencia una Ley que proteja y conserve los glaciares”, dijo en una declaración el Director de Greenpeace Chile Matias Asun.
Dirigida por Minera Nevada  filial chilena de la Canadience Barrick Gold, Pascua Lama aún enfrenta numerosos retos ambientales, legales y administrativos
Barrick dijo que la decisión confirmó las conclusiones de sus propios científicos. "Barrick trabajó con destacados expertos independientes y glaciólogos para desarrollar e implementar uno de los programas más rigurosos de monitoreo de glaciares en todo el mundo", dijo Eduardo Flores, Director Ejecutivo de Barrick Chile en un comunicado , disponible en el sitio web de la compañía. "Nos complace que el tribunal ha confirmado lo que demuestra la evidencia técnica y científica, que estos cuerpos de hielo no han sido dañados por las actividades en el proyecto Pascua-Lama."
La controversia está lejos de terminar, pero por ahora las élites políticas y empresariales de Chile parecen tener la ventaja cuando se trata de reclamos sobre la verdad científica de la competencia.

Fuente: Glacier Hub / OLCA / Barrick / Tribunal Ambiental 

No hay comentarios: