martes, 10 de marzo de 2015

SALVANDO VIDAS ESCANEANDO LA TIERRA

Analizar en busca de enfermedad de la piel. Crédito ESA

Una cámara de alta velocidad para el control de la vegetación desde el espacio y la lucha contra el hambre en África está siendo adaptada para detectar cambios en las células de la piel humana, invisibles a simple vista, que permitirá ayudar a diagnosticar enfermedades de la piel como el cáncer.

De hecho, el sensor de infrarrojos digitales extraordinaria de Proba-V el satélite de exploración de la vegetación terrestre de la ESA, está siendo adaptado para varias aplicaciones no espaciales.
Montado en un escáner médico estándar, el sensor del espacio puede ayudar a los médicos a mirar más profundamente en los tejidos humanos para la detección de enfermedades de la piel.
También tiene un futuro brillante en la industria: ya se ha demostrado que mejora la producción de células solares, así como la detección de artículos defectuosos en las líneas de producción.


Satélite Proba-V. Crédito: ESA
Tecnología espacial de vanguardia
La cámara Proba-V tiene un ámbito de vista único tan amplio que permite que el pequeño satélite pueda construir una imagen fresca de la flora de nuestro planeta entero cada dos días.
Desarrollado para la ESA por la empresa belga Xenics, la cámara ve la luz que no podemos ver en el rango del infrarrojo de onda corta.
"Para los seres humanos, dos árboles verdes podrían ser similares. Pero con esta cámara, podríamos detectar que uno está creciendo bien y el otro es poco saludable", explica Michael Francois de la ESA.

En Proba-V, los mapas frescos proveen un basisby regulares del sensor de Xenics el cual puede monitorear, por ejemplo, la selva tropical de América del Sur o dar a los agricultores en África la capacidad de predecir los rendimientos de los cultivos.
"Con base en la experiencia de años anteriores, se puede determinar si el crecimiento del cultivo es el calendario previsto o detrás, y se puede obtener información temprana sobre si habrá suficientes alimentos", señala Koen van der Zanden de Xenics.

Los rigores de la fuerza espacial innovan en la Tierra
La capacidad de Proba-V de "ver lo invisible", hizo la comercialización de la cámara fuera un paso natural.
Con el apoyo de la ESA y el Programa de Transferencia de Tecnología Espacial de Bélgica, fue creado el equipo Xenics denominado 'Visión Artificial', que mediante la integración de cámaras que permitan inspeccionar en los seres humanos se logrará una inspección en busca de imperfecciones.
"La resolución de alta velocidad de nuestras cámaras" line-scan hace que sean ideales para detectar vicios ocultos en las líneas de producción en rápido movimiento, como la fabricación de botellas o clasificar los diferentes tipos de plásticos para su reciclaje - todos los cuales se parecen al ojo humano", explica Koen; "Los elementos que se mueven rápidamente, al igual que la Tierra gira debajo del satélite, por lo que mediante el escaneo de una línea completa a la vez, podemos cubrir rápidamente toda la zona".
La cámara Proba-V captura en cada barrido una imagen que cubre  2250 kilómetros de la tierra, hecho posible por el sensor de la línea 3072-pixel Xenics '. A diferencia de los detectores rectangulares convencionales, como los utilizados en las cámaras digitales de consumo, este sensor captura información de una línea a la vez, que se puede hacer muy rápidamente. Se acumula una completa imagen del objetivo que se muece en cada pasada – mucho más eficiente que permite obtener imágenes de objetos rápidos en líneas de producción.

Las células solares
Esta capacidad también hace que la cámara de gran utilidad para la detección de defectos en los paneles solares. Cuando se iluminan los paneles, la cámara puede medir su eficiencia de forma rápida mediante la detección de cualquier entorpecimiento del resplandor débil de las células que emiten cuando absorben luz. 

En el sector médico, Xenics ahora están adaptando su tecnología para mejorar la capacidad del médico para diagnosticar enfermedades de la piel. Los escáneres han estado dando ricos detalles en las imágenes de la sección transversal de los tejidos vivos de unos 20 años, pero la sensibilidad de la cámara espacial en ciertas longitudes de onda significa que puede ver más profundo lo que permitirá  ayudar a diagnosticar enfermedades de la piel como el cáncer.
Los cambiadores de juego aquí son la sensibilidad significativamente mayor lograda por el sensor y la velocidad, por lo que es posible completar la exploración en un plazo razonable.
"Todavía (se)  puede (estar) de unos años de distancia, pero una vez que nuestros sensores empiezan a ayudar a los médicos a diagnosticar enfermedades de la piel y atraparlos en etapas anteriores, a continuación, todos (nos) podemos sentir doblemente orgullosos de este spin-off desde el espacio", reflexiona Koen.
“La transferencia de esta tecnología de cámaras especialmente desarrollado para Proba-V la ESA, se ha posicionado una empresa europea en una posición de liderazgo a nivel mundial para la tecnología del sensor de infrarrojos de onda corta lineal", dijo Sam Waes de Verhaert, corredor de tecnología belga de la ESA; "Es una excelente demostración de cómo las inversiones en nuestros programas espaciales ayudan a beneficiar la industria europea de la tecnología espacial spin-offs". 

Fuente:ESA 06.marzo.2015

No hay comentarios: