viernes, 5 de diciembre de 2014

EL CHIP DE 250 MILLONES DE AÑOS

Elemento encontrado por el residente local Víctor Morozov mientras pescaba en el río cercano a la ciudad de Hojo Labinsk-Rusia. Crédito: RRNews.RU

En el verano del hemisferio norte recién pasado, un pescador de la ciudad de Labinsk, región de Krasnodar, Rusia, encontrón una extraña piedra en la cual se  detecta un objeto incrustado parecido a un micro chip.
Un grupo de científicos rusos, llegó a la sorprendente conclusión de que esta piedra tendría, al menos, 250 millones de años.
Este grupo de científicos, del cual no se ha podido identificar,  llegaron a la conclusión de que en ésa época, viviría en nuestro planeta Tierra una civilización que tenían  una tecnología muy avanzada.

La roca finalmente fue llevada para su análisis, al Instituto de Investigación de Nanotecnología del Instituto Politecnico Novocherkassk, donde Vadim Savetski, un experto del Instituto, afirma que en la región del Kubán, al sur de Rusia, este tipo de muestras es bastante común.
El análisis efectuado llegó a la siguiente conclusión:
“La roca encontrada por los pescadores, tiene un tamaño de 15 x 11 x 4,5 cm. Es sedimentaria y contiene material de origen orgánico consistente  en fragmentos de crinoideas y fragmentos de pequeñas conchas.
La edad estimada de la roca,  fluctúa entre 410 y 450 millones de años. La zona blanca rectangular que se visualiza en ella, es un fósil de crinoidea o lirio de mar.
El segmento del lirio de mar, se ve rectangular porque esta cortado axialmente, mostrando los conductos internos. Fósiles  de este estilo son muy comunes.
En este caso, lo que llama la atención es el corte axial, que nos es frecuente encontrarlo”.

Los crinoideos (Crinoidea) son una clase del filo equinodermos, del subfilo Pelmatozoa. Reciben el nombre común de lirios de mar, debido al aspecto ramificado de sus brazos. También son llamados "estrellas con plumas". Son un grupo de equinodermos vivientes que se considera el más antiguo. Fueron muy abundantes durante el Paleozoico, hoy sobreviven un poco más de 600 especies.
Las crinoideas se aferran al lecho marino mediante una especia de tallo, como si fuera una flor, en una cavidad de una roca, por ejemplo. Entre las múltiples forman que puedan poseer el  tallo, existió una especie bastante abundante, durante la prehistoria, cuyo patrón fisonómico  resulta muy parecido a un tornillo.
  
La prensa de Kubán,  VK Press informó que tales hallazgos son frecuentes, por vivir en un espacio único donde en las llanuras aluviales se encuentran fósiles de mucha antigüedad.
Alexander Lopatin, Jefe del Departamento de Arqueología y Paleontología del Museo de Etnografía Territorial dice: “Pero para nosotros, esto no es infrecuente, cerca de Armavir, en el pueblo Prikubansky, se pueden encontrar algunas de estas piedras, estamos en el valle de los amonites, que es único (Los amonites es una clase extinta de cefalópodos cuyo diámetro variaba desde  1  centímetro hasta 2 metros de diámetro) Una gran cantidad de amonites se han encontrado en el área de Mostovskov, con una edad que fluctúa entre los 400 a 200 millones de años. Básicamente vivimos en el fondo del mar, y bajo nuestros pies se encuentran una gran cantidad de interesantes hallazgos”.

Como podemos entender, no es una tarjeta SIM antigua, ni un Chip, ni texto de un mensaje extraterrestre de millones de años atrás de antigüedad;  sólo es un fósil de crinoideas que se ha confundido, al igual que los tornillos o engranajes de extraños dispositivos que se creían de origen alienígena.

Imagen: El Tornillo de Serpukhov, Kaluga, que es una crinoidea del paleozoico – Rusia, agosto de 2013

El “tornillo extraterrestre” de la imagen que precede,  fue encontrado en el año 1996 por un grupo de investigadores rusos de una organización llamada Kosmopoisk dedicada a  la investigación de fenómenos insólitos, cuando fueron en búsqueda de un fragmento de meteorito caído sobre la región de Kaluga, Rusia.
Las explicaciones iniciales fueron bastante variadas: Que pertenecían a una cultura extinguida; Que alienígenas visitaron nuestro planeta en su prehistoria o Seres humanos del futuro que viajaron al pasado.
La sorpresa fue grande, porque en vez de encontrar  algún resto de meteorito, encontraron un fósil que parecía un tornillo de aproximadamente 2 centímetros de largo. Sometieron las rocas con el extraño dispositivo a diversos análisis, los cuales determinaron que tenía una antigüedad que se remontaba a la época cuando los reptiles comenzaron a aparecer en la Tierra, hace unos 300 millones de años y que dentro de estas piedras, después de haberlas visto con rayos X, había a lo menos otro “tornillo”.

"Tornillo" rescatado del evento de Tunguska-Rusia. Crédito: Aprender viajando

Según un grupo de paleontólogos, estos tornillos tendrían un origen bastante más mundano, por cuanto los vincularon con los restos del tronco de una crinoidea, organismo marino de la familia de los equinodermos y que en la actualidad logra sobrevivir en sus formas más evolucionadas.
En resumen,  el Chip no es un objeto extraño, es el resto de un ser viviente, y no pertenece a ninguna civilización  anterior a la nuestra.
La realidad, por molesta que sea, siempre será la más sencilla.
Fuente: Despierta al Futuro (23.nov.2014) / RT Sepa Más / La Mentira esta ahí fuera / Wikipedia / VK Press / RRNews.ru /Aprender viajando

No hay comentarios: