sábado, 29 de noviembre de 2014

SEGUIMIENTO DEL ENORME TÉMPANO ESCAPADO DESDE LA ANTÁRTICA .


Primera fotografía del Iceberg B31 capturada por el Satélite Aqua de la NASA el 22 de noviembre de 2014. Crédito: NASA

El Glaciar Pine Island [PIGPine Island Glacier] es una corriente de hielo que fluye al oeste-noroeste del lado sur de las montañas de Hudson en Pine Island Bay del Mar de Amundsen  en  la Antártida.
El área drenada por el Glaciar Pine Insland, comprende alrededor del 10% de la capa de hielo de la Antártida Occidental . Las mediciones satelitales han demostrado que la cuenca del Glaciar Pine Insland, tiene una mayor contribución neta de hielo al mar, que cualquier otra cuenca de drenaje  de hielo en el mundo, y ha aumentado debido a la reciente aceleración del flujo de hielo. 

Enlace al vídeo "Iceberg B31"

Hace un año, a principio de noviembre de 2013, la parte frontal se separó  del Glaciar Pine Island (PIG).
Así fue como comenzó un viaje a través de Pine Island Bay, una cuenca del mar de Amundsen, es probable que su viaje se extienda pronto  al ingresar en las rápidas corrientes del Océano Austral, lo que dificultará rastrearlo visualmente una vez que vuelva el período de invierno en la Antártica.
Terminado los 6 meses de oscuridad debido al invierno en la Antártica, la NASA ha logrado obtener imágenes satelitales del Gigante Iceberg B31.
La iluminación  del Sol,  ha  permitido adquirir vistas iluminadas del enorme Iceberg B31, una verdadera isla de hielo flotante,  que navega a la deriva en el Mar de Amundsen.

El 11 de abril de 2014, el Centro Nacional de Hielo (NIC) de los Estados Unidos, informó que el Iceberg B31 tiene 33 kilómetros de largo y 20 kilómetros de ancho (660 kilómetros cuadrados)  y se ha calculado que tiene un espesor aproximado de 500 metros.
Cuando el invierno austral cayó alrededor de mayo de 2014, la oscuridad vino a esta región de la Tierra, lo que impidió ver el Iceberg en los siguientes 6 meses. Entonces se pensó en la probabilidad  de que el Iceberg fuera arrastrado por las rápidas corrientes del Océano Austral, pero todavía está en el Mar de Amundsen, con movimiento oeste, y libre de escombros sus alrededores y del hielo marino; se espera que el Iceberg se siga moviendo al oeste.

La importancia del evento aún está en estudio, Kelly Brunt, glaciólogo del Centro de Vuelos Goddard de la NASA, ha comentado: “El Iceberg B31 nació en forma normal; sin embargo,  la brecha de desprendimiento o crack, que creó el Iceberg, estaba más arriba de los 30 años delante de un nacimiento promedio normal, por lo cual, esta región merece ser vigilada”.

PIG en las dos últimas décadas ha sido objeto de intensos estudios, ya que el adelgazamiento y su rápido  drenaje puede ser uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar.

Imagen del Iceberg B31 obtenida en abril de 2014 durante el otoño antártico. Crédito:NASA

Este seguimiento de los Iceberg y de las islas de hielo, no son solo del ambiente científico, las agencias marítimas los siguen ante el peligro que representan a los barcos. Estos grandes Iceberg, a pesar de los sistemas de radar y de advertencia, no siempre se pueden evitar accidentes. En el año 2007 el MS Explorer, un crucero que cubría la zona antártica, se hundió cerca de las Islas Shetland del Sur después de chocar con un Iceberg. Es la una de las razones para seguir al Gigante Iceberg B31 separado del glaciar en 2013 pudiendo solo ser fotografiado el 22 de noviembre de 2014.
Fuente: NASA / NASA EOSDIS / EarthSky Newa / Wikipedia / 

No hay comentarios: