viernes, 5 de septiembre de 2014

TIROS-2 UNA SELECTIVA HISTORIA DE OBSERVACIONES DEL HIELO MARINO DEL OCÉANO ÁRTICO


TIROS 1 hoy en un museo - Crédito: NASA/Goddard

El Programa de TIROS [Television InfraRed Observation Satellite Program] fue el primer paso experimental de la NASA para determinar si los satélites podrían ser útiles en el estudio de la Tierra. En ese momento, la eficacia de las observaciones por satélite no estaba aún probada.
Siendo los satélites un nueva tecnología, el Programa TIROS también tuvo que enfrentar serios problemas de diseño de las naves espaciales, de los instrumentos, datos y parámetros operativos.
El objetivo era mejorar las aplicaciones satelitales para las decisiones ligadas a la Tierra, por ejemplo: ¿Como se "debería evacuar la costa debido a un huracán?".
La primera prioridad del Programa TIROS fue desarrollar un sistema de información mediante satélites meteorológicos. La predicción del tiempo se consideró la aplicación más prometedora de las observaciones espaciales.
TIROS resultó un gran éxito, al proporcionar los primeros pronósticos meteorológicos precisos basados en datos recopilados desde el espacio. TIROS inicio desde 1962, una cobertura continúa del tiempo de la Tierra siendo utilizado por los meteorólogos de todo el mundo. El éxito del programa con muchos tipos de instrumentos y configuraciones orbitales condujo al desarrollo de satélites de observación meteorológica más sofisticados. 
Así fue como se inició TIROS-1.


TIROS-1 
Los objetivos de TIROS-1 fue probar las técnicas experimentales de televisión diseñadas para desarrollar un sistema de información de satélites meteorológicos en todo el mundo, el cual permite probar los sistemas y sensores del ángulo horizontal del  Sol necesarios para la orientación de la nave espacial. 
Descripción: La nave espacial tuvo un diámetro de 42 pulgadas, 19 centímetros de alto y pesa 270 libras.
La nave estaba fabricada de una aleación de aluminio y acero inoxidable que luego fue cubierta por 9.200 células solares, las cuales sirven para cargar las baterías de a bordo. Tres pares de cohetes de combustible sólido centrifugado se montaron en la placa base. 
Dos cámaras de televisión fueron alojadas en la nave, uno de baja resolución y otra de  alta resolución. 
Una grabadora de cinta magnética tiene cada cámara que permite almacenar las fotografías mientras el satélite se encontraba fuera del intervalo de la red de estaciones terrestres. Su antena constaba de 4 barras colocadas en la placa base que servía como trasmisores más una varilla vertical desde el centro de la placa que servía de receptor.
La nave no estaba orientada en relación a la Tierra, sino que estaba estabilizada por rotación y orientada al espacio
Por lo tanto, las cámaras sólo fueron operadas mientras estaban apuntando a la Tierra cuando la parte terrestre estaba recibiendo la luz del sol. Los sistemas de vídeo retransmitían miles de fotos que contienen puntos de vista de tapa-nubes de la Tierra. Las primeras fotografías proporcionaron información acerca de la estructura de los regímenes de nubes a gran escala. 
TIROS-1 logro en solo 78 días quedar en un perfecto funcionamiento, demostrando que los satélites podrían ser unas útiles herramientas para la topografía y la evaluación de las condiciones climáticas globales desde el espacio. 

La animación de  la Parte 2 de nuestra línea de tiempo comienza donde lo dejó la Parte 1 - con el lanzamiento del satélite meteorológico del Programa TIROS-2  

TIROS-2
Objetivo: Al igual que su antecesor, era probar las técnicas de televisión experimental y equipos infrarrojos diseñados para desarrollar un sistema de información de satélites meteorológicos en todo el mundo y evaluar un sistema nuevo del control de altitud que permite a la nave utilizar el campo magnético de la Tierra.
Descripción: La nave espacial  tiene 42 pulgadas de diámetro, 19 centímetros de alto y 128 kilos de peso.
La nave también estaba hecha de una aleación de aluminio y acero inoxidable que luego fue cubierta por 9.260 células solares, 60 más que Tiros-1, las cuales sirven para cargar las baterías de níquel-cadmio. 
Dos cámaras de televisión fueron alojadas en la nave, uno de baja resolución y una alta resolución. Un registrador de cinta magnética para cada cámara se suministra para almacenar fotografías mientras el satélite estaba fuera del alcance de la red de estaciones terrestres. 
Además, un sensor de infrarrojos para el mando horizonte, se incluyó un indicador de dirección de orientación de la imagen, dos experimentos de radiación infrarroja, y un experimento de control de orientación magnética. 
Las antenas constan de cuatro barras en la placa de base que sirven como transmisores y una varilla vertical desde el centro de la placa superior  como un receptor. Los sistemas de vídeo retransmiten miles de fotos Además, el experimento para controlar parcialmente la orientación del eje de rotación satélite fue un éxito, como fue el experimento con sensores infrarrojos. 

Estas observaciones han permitido un estudio del hielo marino del Ártico, el cual ha cambiado para siempre con los albores de la era espacial y los primeros satélites de observación terrestre.
Se ha logrado constatar el deterioro del hielo marino del océano ártico consecuencias que se deberá enfrentar en un futuro cercano.
Fuente: NASA Goddard

No hay comentarios: