miércoles, 20 de agosto de 2014

PERSISTE EL AGOTAMIENTO DEL OZONO DEBIDO AL TETRACLORURO DE CARBONO


El compuesto conocido como Tetracloruro de Carbono, utilizado en aplicaciones como por ejemplo en las limpiezas en seco y como agente extintor de incendios y otros clorofluorocarbonos que destruyen la capa de ozono y contribuyen a que el agujero en la capa de ozono sobre  la Antártica, fue regulado en 1987 bajo el Protocolo de Montreal; y según el último informe de este Protocolo, se informaba que durante el período 2007 a 2012, las emisiones fueron Cero.

El  Protocolo de Montreal fue diseñado para proteger la capa de ozono, reduciendo la producción y el consumo de numerosas sustancias que reaccionan con el ozono y que se cree son responsables del agotamiento de la capa de ozono.
Entró en vigor el 01 de enero de 1989 y posteriormente ha tenido revisiones siendo la última, la Revisión de Pekín en 1999.
Se cree que si todos los países cumplen con los objetivos propuestos dentro del tratado, la capa de ozono podría ser recuperada para el año 2050.


Sin embargo, una nueva investigación dirigida por Qing Liang en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, ha demostrado que las emisiones mundiales de tetracloruro de carbono están  mostrando un promedio de 39 kilotones al año. Esta inesperada gran cantidad de un compuesto que agota  el ozono, corresponde aproximadamente al 30% de las emisiones límite antes de que el tratado internacional entrara en vigor, proviene de una fuente desconocida, detectada décadas después de que el compuesto fuera prohibido en todo el planeta.
Esta situación inesperada,  ha hecho que los científicos cuantifiquen las emisiones para comenzar a investigar de donde están viniendo. La pregunta del momento es ¿Hay fugas industriales? ¿Hay grandes emisiones de los sitios contaminados, o existe otra fuente desconocida?
Fuente: NASA Goddard

No hay comentarios: