miércoles, 1 de mayo de 2013

TINNITUS Y LA MARCHA DE LOS ENFERMOS



Anatomía de la zona coclear

Estamos en el mes de mayo, en este mes ATA [American Tinnitus Association / Asociación Americana del Tinnitus en español] celebra la “Semana del Silencio”,  dentro de ella,  el “Día el Silencio”  que culmina con la “Marcha del Silencio”, movimiento a nivel mundial  de quienes padecemos de “Tinnitus”. Por coincidencia,  el próximo sábado 04 de mayo, se efectuará  a medio día la “Marcha de los Enfermos”,  planteada por el señor Ricarte Soto como una forma de las personas que padecen algún tipo de enfermedad, se hagan notar.

En entradas anteriores, explicaba que quienes padecemos de Tinnitus, debemos vivir hasta el fin de nuestra existencia con un ruido en uno o los dos oídos. Hasta donde  tengo conocimiento,  el Tinnitus no tiene sanación, existe la posibilidad de enmascaramiento, es solo una acción para mentirnos nosotros mismos de que ha desaparecido el tormento.
El aparato que lo enmascara, fabricado  para cada paciente en particular, tiene su costo, el cual no siempre es asequible a todos los que lo desean,  al igual los eventuales tratamientos.
Como toda enfermedad, los valores, en muchas ocasiones, no son fáciles de cubrir y no están cubiertos a nivel estatal, quedando fuera de las posibilidades económicas de los afectados.

En Chile, doctores del Departamento de otorrinolaringología de la Clínica Las Condes, liderados por el Doctor Mauricio Cohen et al., entregaron en el año 2009 un trabajo titulado “Enfrentamiento Multidisciplinario del Tinnitus [Multidisciplinary Management of Tinnitus] el cual se publicó en la Revista Médica de la Clínica.
Es un trabajo completo que plantea  la evaluación, tratamiento del Tinnitus, el rol del audiólogo, terapias medicas, de sonidos, protocolos de tratamiento para quitar su percepción de la conciencia en el paciente, etc.
El paciente debe pasar por una etapa inicial de evaluación clínica y audiológica intensa, más una evaluación y cuantificación de la magnitud del Tinnitus y el impacto que tiene en la calidad de vida de la persona afectada.
Realizado un diagnóstico de la condición del paciente e identificada la condición que requiera tratamiento médico o quirúrgico, este puede llegar a ser  el uso de audífonos hasta tener que hacer un implante coclear.
Hay terapias médicas de comprobada efectividad en a lo menos un sub grupo de personas que lo padecen.
El protocolo de tratamiento consiste en evaluación médica, audiológica, categoría del Tinnitus, exámenes de la columna cervical, articulación temporomandibular, ect.,

Es un ideal de tratamiento, pero sus costos alejan la factibilidad de iniciarlo, llegando a tener que decidir, como muchas otras enfermedades, vivir con el ruido hasta el final.
Es un padecimiento que pasa desapercibido por el entorno de la persona que lo sufre, eso no quita que la calidad de vida también se menoscabe al igual de personas que padecen enfermedades terminales que luchan en una batalla que se conoce quien vencerá.

La idea del Sr. Soto, implementando la “Marcha de los Enfermos” espero se mantenga en el tiempo, porque sanos o enfermos, debemos exigir que quienes nos representan en el ámbito legislativo, tienen la responsabilidad de comprometer su gestión en el logro de soluciones definitivas para quienes padecen algún tipo de enfermedad.
Con mi ruido a cuestas, apoyo la marcha.
Recuerden: “El sano de hoy, puede ser el enfermo de mañana”.



No hay comentarios: