sábado, 30 de marzo de 2013

PLAGUICIDAS DAÑAN LOS CEREBROS DE LA "APIS MELLIFERA"


Grabación de células en el cerebro agudo aislado de una abeja Melífera (mb=cuerpo de homgo) y 
sin KC de células enteras crédito: Nature


En mi entrada del 02 de marzo [Las abejas en riesgo debido a los neonicotinoides], me referí al peligro del uso de insecticidas y como estos afectan la vida de las abejas [Apis Mellifera].
En la Revista Nature del 27 de marzo de 2013, aparece el trabajo de los investigadores  Mary J. Palmer, Christopher Moffat, Nastia Saranzewa, Jenni Harvey, Geraldine A. Wright y Cristopher N. Connolly titulado Cholinergic Pesticides cause Mushroom Body Neuronal Inactivation in Honeybees [Pesticidas colinérgicos causan la Inactivación de hongos en el cuerpo neuronal de las Abejas]    relacionado de que hay dos tipos de productos químicos llamados neonicotinoides y cumafos, insecticidas que son utilizados en los colmenares para eliminar el ácaro Varroa, un parásito que atacaa las abejas,  y que  interfirieren  en la capacidad del insecto de aprender y recordar. Los experimentos revelaron que la exposición puede también reducir la actividad cerebral, en especial, cuando se usaron combinando los plaguicidas.
La magnitud del efecto de los pesticidas sobre el síndrome de despoblamiento de las colmenas todavía no tiene una estimación definitiva, pero parece de qué se trata de un nuevo factor que se debe tener en cuenta dada la gravedad que significa en la vida de las abejas.
El efecto de los neonicotinoides y oxon cumaphos en el 
potencia de la membrana KC - crédito: Nature

Abejas con cerebros intactos, fueron expuestas a los pesticidas en laboratorio, utilizando niveles existentes en el medio natural, registrándose posteriormente su actividad cerebral. Los investigadores encontraron que ambos tipos de pesticidas actuaban en la zona cerebral que implicada en el aprendizaje de la abeja, causando una pérdida de la función; combinando ambos plaguicidas  el efecto era mayor.

Estando las abejas expuestas a  una combinación de plaguicidas de este tipo durante cuatro días,  hasta un 30% de ellas no aprenden  o las pruebas de memoria son deficientes. Estos experimentos se efectuaron imitando los niveles vistos en la naturaleza, dándole a las abejas una alimentación compuesta de una solución de azúcar mezclada con pesticidas. 
Ante toda amenaza,  también hay detractores, un informe publicado por la Organización de las Defra y la Agencia de Investigación del Medio Ambiente [FERA],  llega a la conclusión de que no existe ninguna relación entre la salud de las abejas y la exposición a los neonicotinoides.
La realidad indica lo contrario, las abejas de miel de todo el mundo se están enfrentando a un incierto futuro, han perdido su hábitat debido a a que cada día las zonas  con vegetales, se terminan ante el avance industrial, solamente en los Estados Unidos el misterioso despoblamiento masivo ha causado que el número de productores de miel, esté cayendo en picada; lo mismo sucede en algunos países europeos y latinoamericanos.
Un trabajo efectuado por la Universidad de Dundee, en Escocia, ha revelado que si los plaguicidas  son aplicados directamente al cerebro de los polinizadores, estos causaron una pérdida de la actividad cerebral.
Otra serie de experimentos de laboratorio realizados por la Universidad de Newcastle, los investigadores encontraron que las abejas expuestas a ambos pesticidas eran incapaces de aprender y recordar los olores florales asociados a una recompensa de néctar dulce, una habilidad de las abejas que es esencial en su búsqueda de alimento. 
El futuro de las Apis Mellifera, es incierto, ¿Qué pasará si los polinizadores desaparecen?
Bibliografía: Revista Nature / BBC Science News / ABC España /
Enlaces Relacionados:

No hay comentarios: