lunes, 1 de diciembre de 2014

NUEVO TIPO DE NANOPARTÍCULAS DETECTA LAS CÉLULAS DE CÁNCER EN LA SANGRE

Imagen: Células cancerosas con genes específicos adquieren un resplandor rojo una vez que son infiltradas por las nanopartículas (izquierda), Las nanopartículas no brillan en las células sin gen (derecha).
Crédito: International for Nanotechnology at Northwestern University

Alrededor de 8 millones de personas mueren en todo el planeta, de cáncer cada año.
Los pacientes y los médicos, a menudo no saben si la cirugía para extirpar el tejido canceroso tuvo éxito hasta las exploraciones que se efectúan un mes más tarde.
Un nuevo tipo de nanopartículas podrían mostrar mucho antes a los médicos y pacientes la evolución de la cirugía.

Las nanopartículas llamadas nanoflares (nano-llamaradas), se adhieren a  las células cancerosas en forma individual en una muestra de sangre y luego se iluminan, permitiendo que las células cancerosas sean detectadas permitiendo clasificarlas con la ayuda de un láser.

Hay diferentes tipos de células cancerosas, algunas de las cuales son más letales y pueden ser detectadas, otras, son recogidas mediante una técnica que logra poder cultivarlas en un plato. Las nanopartículas  hacen más fácil  probar potenciales tratamientos antes de administrárselos a los pacientes.

También los investigadores han demostrado que estas nanopartículas son capaces de: Detectar diferentes tipos de células de cáncer de mamas en ratones; Identificar las células de cáncer de mama añadidas a la sangre humana en un laboratorio. Este trabajo apareció en la Revista Proceedings of the National Academy of Sciences

El siguiente paso, es ver si las nanopartículas pueden encontrar células de cáncer en las muestras de de sangre de los pacientes.
Cada Nanoflare contiene fragmentos de ADN específicos, cuidadosamente seleccionados para que correspondan con el ARN presente en determinadas células cancerosas. Cuando se introducen en una muestra de sangre, las  nanopartículas entran en la célula cancerosa y el ADN se enlaza al ARN que es el objetivo, liberando unas moléculas fluorescentes, haciendo que la célula brille. De este modo, es posible detectar diferentes tipos de células cancerosas, incorporando diferentes fragmentos de ADN y moléculas fluorescentes de diferentes colores.

Otros investigadores están desarrollando enfoques similares para la detección de células tumorales circulantes, a menudo, utilizando nanopartículas que se unen a la superficie de las células cancerosas. Sin embargo, según Shad Thaxton, profesor de urología de la Universidad de Northwestern y uno de los investigadores que participa en el trabajo,  el nuevo enfoque ofrece dos potenciales ventajas con respecto a otros enfoques: Permite diferenciar mejor entre varias células cancerosas y Mantiene las células vivas para su posterior cultivo.

Hasta que se aprueben las pruebas con nanoflares para el tratamiento del cáncer de mama o de otras formas de enfermedad, podrían pasar años, pero dado que la técnica permite cultivar y probar en laboratorio tipos específicos de cáncer, mientras tanto se podrían utilizar estas nanopartículas para entender mejor el cáncer y ayudar a descubrir nuevos fármacos, señala el autor del estudio Chad Mirkin, Director del Instituto Internacional de Nanotecnología de la Universidad de Northwestern.

Fuente: Euroresidentes Noticias de Nanotecnología y Nanociencia /  MIT Technology Review 
Leer más: 
Glosario: Nano = milmillonésima parte de una unidad, aproximadamente 70 mil veces menos que el espesor de un cabello.

No hay comentarios: