sábado, 1 de marzo de 2014

SANDÍA: SU JUGO PODRÍA ALIVIAR EL DOLOR MUSCULAR


La fórmula H2NC(O)NH(CH23CH(NH2)CO2H excentuando a los profesionales de la química, física, etc.,  para los neófitos científicos no nos dice mucho; ella corresponde a la fórmula química de la L-citrulina.
La L-citrulina es un compuesto orgánico, un aminoácido α-aminoácido perteneciente al grupo de los aminoácidos no proteicos; su nombre se deriva de citrullus, palabra en Latín para la Sandía [Watermelon en inglés], siendo aislada por primera vez por Koga y Odake en 1914 e identificada por Wada en 1930.

¿Porqué en la actualidad ha cobrado importancia? Se debe a que en el Journal of Agricultural and Food Chemistry fue publicado el resultado del estudio “Watermelon Juice: Potencial Functional Drink for Sore Muscle Relief in Athetes” [Jugo de Sandía: Bebida potencialmente funcional para el Alivio del Dolor Muscular en los Atletas – en español].

La L-citrulina es un excelente candidato para reducir el dolor muscular, y la sandía es una fruta rica en este aminoácido. Es la conclusión a la cual han llegado el equipo investigativo compuesto por Martha P. Tarazona-Díaz, Fernando Alacid, María Carrasco, Ignacio martínez y Encarna Aguayo que aparece en el Diario de Agricultura y Química Alimenticia. 
El estudio investigó el potencial que tiene el jugo de sandía como bebida funcional para los atletas, en el cual atribuyen el mencionado efecto a la L-citrulina, que en forma de suplemento, ha sido utilizada por años para mejorar el desempeño de los atletas.

Los investigadores creen que beber este jugo, ayudaría a que los músculos capten más oxígeno, permitiendo  así su rápida reparación.
Se requieren más estudios para lograr determinantes conclusiones, por cuanto se monitorearon atletas que habían ingerido el jugo de sandía, y también un placebo.
El estudio consistió en: Una hora antes de de ejercitarse, siete voluntarios de veintiuno tomaron 500 ml de jugo natural de sandía, otros siete tomaron jugo de sandía enriquecido con L-citrulina y los siete restantes tomaron 500 ml de un placebo que no contenía L-citrulina.
Los dos primeros grupos sintieron alivio del dolor muscular 24 horas después de haber realizado el ejercicio, sin embargo, los del primer grupo se sintieron más aliviado, lo cual puede significar que la L-citrulina en el jugo natural de sandía, sin pasteurizar,  “parecía estar más biodisponible en una forma en que el cuerpo podía utilizarla mejor”, incluso disminuyó el ritmo cardíaco mientras consumieron el jugo.
El trabajo investigativo  se encuentra en DOI: 10.1021/jf400964r Agric.Food Chem…2013

Paralelamente, podría ser una buena opción para aliviar los dolores musculares en las personas de mayor edad.

Fuente: Wikipedia / Salud UC Nº 29 / La Nación / Journal of Agricultural and Food Chemistry /soca

No hay comentarios: