lunes, 7 de octubre de 2013

LA FRECUENCIA CARDÍACA COMO UNA POSIBLE GUÍA TERAPÉUTICA


Imagen: Odds ratio [95% CI] de la muerte basada en la frecuencia del pulso 
pre-hemodiálisis [HM]. 
Los pacientes con una frecuencia cardíaca pre-HD de 60-69 b.pm se utilizaron como referencia para la comparación. Crédito: Kunitoshi Iseki et al.
  
La evidencia epidemiológica indica que una elevada frecuencia cardíaca [FC] es  un predictor independiente de todas las causas y de la mortalidad cardiovascular [CV].
Sobre la base de una amplia evidencia, a partir de los estudios epidemiológicos y ensayos clínicos diseñados para otros fines, un elevado ritmo cardíaco [HR >70 latidos por minuto] es signo de un indeseable pronóstico. Los aumentos de FC en reposos, con aumento de la temperatura, el miedo, la inmovilidad y el riesgo cardiometabólico, es lo que los médicos han considerado una HR elevada para ser un epifenómeno que representa un pobre acondicionamiento.
La ivabradina, un agente reductor del HR puro, reduce los eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad arterial coronaria [CAD] y la insuficiencia cardíaca crónica, e indican que una HR mayor de 70 latidos por minuto, es peligrosa.
Estos resultados demuestran no sólo que un HR elevado es una epifenómeno de la condición de riesgo cardiovascular, sino que también un mismo HR elevado debe ser una diana terapéutica.
Además de los pacientes con síndrome coronario agudo y la insuficiencia cardíaca congestiva, no hay informes sobre el nivel óptimo de la FC en reposo en las directrices para la atención a enfermos crónicos de pacientes con hipertensión o cardiopatía isquémica estable.
La reciente evidencia epidemiológica demuestra que el tratamiento in-HR
o HR, predice todas las causas posteriores y la mortalidad CV independientemente de la estrategia de recursos humanos para disminuirlo.

Por lo tanto, la importancia de un HR elevado, generalmente todavía no se acepta en la práctica clínica real; en este contexto, se resume la importancia clínica de los recursos humanos, sobre todo punto de vista epidemiológico. Por otra parte, se discuten algunas de las aplicaciones clínicas de la AR en tratamientos para mejorar el pronóstico del paciente.
Como conclusión, se puede decir que el HR es un predictor independiente de todas las causas y mortalidad CV. Como  los recursos humanos son el objetivo para la prevención de eventos cardiovasculares, se  debe destacar la importancia clínica de estos recursos como guía terapéutica. La atención guiada al paciente HR, permite la reducción en el riesgo CV. 

Este trabajo de investigación, fue efectuado por el grupo médico compuesto por los Drs. Taku Inoque, Kunitoshi Iseki y Yusuke Ohya de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Ryukyu y la Unidad de Diálisis del Hospital Universitario de las Islas Ryukyu, Nishihara, Japón.

El  documento completo y sus diagramas, se encuentra bajo el título “Heart Rate as a possible Therapeutic Guide for the Prevention of Cardiovascular Disease” en la Revista Nature “HypertensionResearch” volumen 36 – número 10  de octubre-2013

No hay comentarios: