lunes, 25 de febrero de 2013

TRIBOLOGÍA ACUSTICA PARA "ESCUCHAR" LOS ALIMENTOS



Crédito de la imagen: NIZO

La tecnología cada vez permite  investigar procesos alimenticios que luego se aplican o permiten desarrollar  opciones direccionadas a evaluar procesos cuyas alternativas beneficien el consumo de los productos que habitualmente utilizamos. 
Es así como en junio de 2013, está programada la publicación en la Revista Hidrocoloides, el trabajo del científico George A. Van Aken de NIZO, una compañía holandesa de investigación de alimentos, que revela un método de medición de volumen en la boca: “Tribología Acústica”, nombre que Van Aken tomó de un pequeño micrófono de contacto, que envasado en polietileno para mantenerlo seco, lo aseguró detrás  de los dientes superiores (incisivos)  con el fin de grabar la señal acústica producida por las vibraciones variables de las papilas cuando la lengua los frota contra el paladar.

En la formulación de los productos  de bajo contenido de grasa – carbohidratos bajos en grasa – quienes desarrollan estos productos deben  hacer frente al significativo cambio en la sensación producida en la boca y la necesidad de compensar estos cambios. Hasta ahora las mediciones estándar  se utilizan para determinar la viscosidad. Por lo tanto, es importante determinar como un producto cambia debido a la fricción de las superficies, y por esta razón se utiliza la tribología.

Este dispositivo desarrollado por VanAken, permitirá que en un futuro próximo podamos escuchar lo que nuestras lenguas sienten, por cuanto permite captar las vibraciones dentro del tejido de la lengua, que varía dependiendo  de la cantidad de deformaciones de las papilas cuando se frotan contra el paladar.

Escuchar sonidos del café sin y con crema - crédito NIZO

La sensación de un café negro es diferente a la sensación del mismo café con crema es lo que se puede apreciar en  este vídeo NIZO
El trabajo de Van Aken, "Acoustic emission measurement of rubbing and tapping contacts of skin and tongue surfaces in relation to tactile perception”,  se le considera dentro de la geografía de los alimentos  que se relaciona a una larga serie de experimentos  llevados a cabo por Charles Spence, quien compartió con su colega   Massimiliano Zampini  en Premio IG Nóbel 2008 en materia de nutrición para modificar electrónicamente  el sonido de una patata, mediante un chip.
Fuente:  NIZO  Your Food Researchers   
Leer más en Science Direct

No hay comentarios: